OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

9/29/2009

SECTOR 9 (Crítica)

Publicado por Carolina Pardo Delgado |


La capacidad de representar el miedo en el arte es un objetivo mayor del que seguimos aferrándonos como forma catártica de expresión. En el séptimo arte, viene desde mucho atrás, tiempo del que no tengo memoria, pero del que existen registros en su misma historia. Blomkamp nos entrega en su debut, después de ensayarlo en un previo documental, un film más íntimo que representa más allá del cuestionamiento: Y que tal si? Y que sucedería si seres extraños a nuestro mundo colapsaran durante algún tiempo en nuestro espacio? Qué tan hospitalarios seríamos o trataríamos de someter esos seres a una segregación de todo tipo?


El productor Peter Jackson nos presenta un film más con un corte de falso documental con unos atisbos de película de ciencia ficción, ciertos toques emocionales y respiros que nos hacen más llevaderos los constantes sufrimientos a los que son expuestos los personajes.


Este film ha sido señalado anteriormente como una prueba sociológica a la capacidad de convivencia que manifiesta el ser humano, quien se ha identificado casi siempre como ser destructivo y segregacionista. Muy parecido a lo que sucedió en el siglo XX en el Africa con el fenómeno del Apartheid.


Recordemos su significado: “se denomina "apartheid" a cualquier tipo de diferenciación social dentro del contexto de una nación, mediante la cual un sector de la población tiene plenos derechos y otro sector se relega a un status de marginalidad.” Wikipedia.


Lo que más me atrae la atención de este film, en su componente social, es poder llegar a una aproximación más cruda, -aunque no sabríamos que tan realista se presenta- a lo que sería una relación extraterrestre-humano. Para ello, tomamos al protagonista, quien no es más que un hombre trabajador de escritorio, y que, con sus toques de diplomacia y fino humor puede lograr de una manera más puntual los desalojos de estos “seres indeseables” que llevan marcando un territorio por más de 30 años. Sharlto Copley nos aproxima así, a un personaje principal no como otro. No como el típico hombre musculoso que puede acabar con todo con su excelente físico. La belleza de él radica más en que al poder ser mutado a los seres mismos que el apartaba de sí, se indaga más a si mismo. Se prueba, además, que la violencia está dormida en nosotros como un interruptor esperando a ser encendido y que los problemas que nos oprimen hoy, son la oportunidad de un crecer hacia el mañana. En su caso, aquella opresión a la que fue sometido por sus mismos compañeros de trabajo de la MNU, de aniquilarlo por el bien de la “biotecnología”, le dio la posibilidad de verse como un ser más fuerte y más compasivo al mismo tiempo.


Finalmente, quienes esperan el tipo de película hollywoodense con efectos especiales visualmente deslumbrantes, saldrán decepcionados. Quienes deseen ver algo parecido les aconsejo que revisen su videoteca y vean Matrix, Hombres de Negro, o que se yo...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe