OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

9/20/2009

OBSERVADORES ANONIMOS

Publicado por Carolina Pardo Delgado |

Tuve que robarle el soundtrack a El luchador , -The Wrestler- para poder escribir lo que se leerá continuación… Lo siento Mickey Rourke, no pude encontrar una para mi, por más que busqué entre Chopin y Beethoven, melodías que alguna vez bajé con el objetivo de relajarme, de las cuales ignoro todo y no me apetece en lo más mínimo buscar en google, para ser honesta.

Sin ánimo de contarles un tiempo mas atrás del presente del que se aburrirían completamente, tendría tedios bostezos que me irritan, aunque no los vería yo, este escrito les abofetearía por mi. Así que presten atención antes de hacerlo, capaz y les sale una mano del pc/portátil y lo hace por mi.

Me di cuenta que había algo diferente en mi desde hace tiempo, en el tiempo donde las niñas juegan a la pirinola, y a las barbies, mi juguete favorito era un vhs, donde colocaba tres filmes de seguido, un total de 8 horas promedio de seguido, viendo películas de adultos, donde JFK era mi mejor amigo, y Kevin Costner, mi héroe, quien actuaba como abogado en una corte explicando como ingresaron las balas al cuerpo de John F. Kennedy. Esa escena la habré visto miles de veces… tanto que el sr Costner saldría del TV, me gritaría: “¡Carolina! Por dios! Déjame ya terminar esta escena que la has visto mucho… ¿No tienes algo que hacer? Que edad tienes niña…? Ve a jugar con tus amiguitos… que sé yo… pero déjame en paz… “

Ahí comencé a pensar que algo diferente me ocurría. Así que no solo miraba, no solo veía, no solo observaba, sino que escudriñaba hasta el más ínfimo detalle de todo. Absolutamente todo. Y desde ese día. No me he detenido. Creo que ya me duele la cabeza de pensar en todo lo que pienso y volverlo a pensar y repensar, y no dejar pequeños vacíos entre imágenes, sabores, olores, dolores, palabras, sensaciones, de mirar hacia al techo y ver formas, de mirar al rostro de alguien tratando de robarle su esencia, de poder aprehender cada detalle de lo que dicen, y no, de las miradas y suspiros, de los subtextos, de las miradas entre líneas, de las mentiras que dejo que me digan, mientras me limito a sonreír como una idiota para que no me pesquen en mi lucha obsesiva de observar… Pues es que no me imagino diciéndole a alguien… Esa mirada que tienes es nueva… esa forma de colocarte el dedo en la cabeza no la tenías antes. Estaría escribiendo ahora en otro lugar con dos clonazepam en la mano. Así que durante algunos años me restringí a lo que llamo “lo cotidiano”, a dejar de mirar, ver, observar, escudriñar. Y seguir como los demás… Hasta hace poco, que me encuentro con seres enviados en una nave espacial. Me siento ahora como cuando gatubela se veía a sí misma extraña por ser la única mujer loca que se vestía de gato en las calles de ciudad gótica, y ahí se fue encontrando a Batman, al acertijo, y al resto…

Al comenzar este escrito, no sabía como, lo cual es normal en cualquier persona empezando un escrito, (El que está leyendo esto dirá: Por fin! Algo normal en este texto). Así que le pedí un consejo al Sr Stanislavsky… ¿Qué como lo hice? Pues lo invoqué abriendo una página al azar… y no van a creer lo que me encontré… Capitulo V. Concentración de la Atención. Y cito: “Hay gente dotada por naturaleza de grandes poderes de observación. Sin esfuerzo, se forman una acertada y aguda impresión de cuanto sucede alrededor suyo, y dentro de ellos, como de los demás. El promedio de la gente no podrá captar activamente las complejas verdades de la vida, ni escuchar a manera de entender lo que oyen”.

No estoy clamando ser la super mujer que todo lo ve y que todo lo entiende, pero voy en el camino… jajajaja…

En este momento no puedo evitar pensar que pensará la persona que lea esto, las miradas que hará y por que lo hará, que parte de lo que piensa lo comentará y que parte de lo que piensa nunca me lo dirá, o tal vez dentro de 20 años… Me lo/a encuentre en una calle anónima y me diga… : “¿Te acuerdas cuando hace tiempo eramos adictos al facebook y escribiste algo como de anonimato o algo así…, te acuerdas? Bueno, se me olvidaba decirte que…Lo confieso, Mi nombre es -------- y también soy un observador anónimo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe