OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

11/25/2009

BLINDNESS (Ensayo sobre la ceguera)

Publicado por Carolina Pardo Delgado |

Adaptar un libro a cine no es una tarea fácil. Más aún, si el escritor se rehúsa a este hecho. Más aún, si ese escritor del que hablamos es José Saramago. Esta es otra señal inequívoca de que tengo que leer Caín, su última novela, después de que un amigo me la recomendara fuertemente. Ya había dicho que me encantan las señales?

¿Qué otro elemento me puede llevar a observar un drama, después de que la vida es lo suficientemente fuerte para ver más drama? Tienen nombre y apellido. Julianne Moore y Mark Ruffalo, junto al director Fernando Meirelles. Me dije a mi misma: No se diga más. Esto hay que verlo. Y en el instante.

Como toda adaptación literaria, lo más importante termina siendo el guión. Ya que, queriéndolo o no, se torna en una gran responsabilidad del adaptador encaminar las ideas principales del autor sin modificar la esencia. No podría aseverar que tan bien Don McKellar, (el adaptador) estableció su trabajo, desde que no tuve la oportunidad de leer el “Ensayo sobre la ceguera” de Saramago. Un gran error. Y leerlo ahora, no serviría de nada, pues ya tengo los personajes físicamente grabados en mi mente y, la literatura, se trata precisamente de eso, de otorgarnos la capacidad imaginativa de crear los personajes en nuestra memoria a partir de las descripciones que el autor realice y de las que no…

Les regalo la sinopsis: “La novela relata cómo una extraña epidemia de ceguera azota todo un país. Un pobre hombre que espera en su coche frente a un semáforo es el primero en padecerla y a partir de entonces se extiende cada vez más rápidamente entre la población. Los afectados son puestos en cuarentena, pero resulta imposible contener la enfermedad y las calles acaban llenándose de ciegos que son víctimas de este inexplicable mal consistente en una infinita ceguera blanca, como un mar de leche.” Wikipedia.

Julianne Moore, nos entrega una actuación sin tachas. Deliciosamente implacable. Teniendo en cuenta que es la única persona que no es infectada por la epidemia, termina convirtiéndose primero en un líder silencioso, que al final termina erigiéndose como una figura no moral, aunque una abanderada de la justicia. Otra vez, sentí miedo por mí, al avistar que estaba celebrando su venganza. (Cuando trato de asumir con la mayor de las fortalezas que el karma es una fuerza del universo que gira por si sola, y que al final, cada quien recibirá lo que siembre). Celebraba que pudiera tomar la justicia y voltearla para su beneficio y el de sus compañeros. Cuando la percibí con las tijeras en las manos, no pude más que brincar de la alegría y alabar la sangre del malhechor.

Mark Ruffalo, como siempre, es excepcional. Es el actor más sereno y ligado al sentido de la verdad como ningún otro. Es fácil terminar creyéndole absolutamente todo lo que exprese. A pesar de que el casting inicial iba dirigido a Daniel Craig (el más reciente James Bond), no puedo sentir más compenetración con el. Sencillamente fascina. Tal vez sea su voz pausada y roncona que invita a la familiaridad instantánea con el espectador. (Véase Zodiac, 2007).



Gael García Bernal, el único al que no terminé creyéndole mucho. Cuando se goza de la belleza física y se explota artísticamente de esta forma, interpretar al “malo” se convierte en una tarea quijotesca. Y, a pesar de que el personaje se le suaviza, porque en el libro éste se caracteriza por la maldad per se como su motor principal de abuso, Bernal, no dio muestra de maldad que me motivara a odiarlo.


La epidemia de la ceguera refleja un simbolismo que puede verse ya sea como la pérdida de la visión, es decir como una condición netamente física, o, como más la aprecio, como la posibilidad de saber que somos ciegos en otras áreas. No vemos la realidad como deberíamos. Podemos padecer de una ceguera mental, emocional, conductual, interpersonal, etc. Puede ser aplicada de distintas formas. Presumo que Saramago la delimitó a un contexto físico, porque es el que más vemos y al que más le tememos. Estamos tan invadidos de las otras clases de ceguera que ya se nos convierte en el pan de cada día. La inclusión de un líder, precisamente está reflejada en que es la única persona que “puede ver” y la que nos guía. Sociológicamente hablando es una visión perfecta de nuestro mundo y de las relaciones que manejamos. Por ello se confirman como líderes, para guiar a los “ciegos”.

Lo más fuerte de este film es la cuarentena a la que son sometidos las personas infectadas. Precisamente aquí se coloca a prueba la capacidad egoísta del ser humano, dirigiéndolo a un temible proceso de selección natural en el sobresalen los más fuertes y la especie más débil es excluida y aniquilada.


Punto y aparte, la dirección de arte es exquisita. La iluminación se convierte en un elemento esencial para percibir el horror de la ceguera. Aunque, confieso que terminé un poco mareada después de ver tanto esas imágenes blancas, tal cual como las perciben los personajes.
Lo único que este film no tiene a su favor es la ausencia de credibilidad que les otorgo a todos los personajes en la habilidad de manejarse como personas que acaban de perder la vista y no saben manejarse a través de los espacios. Algo extremadamente difícil de llevar a cabo. Eso solo lo puede hacer brillantemente Al Pacino.


Fernando Meirelles sigue consagrándose como el mejor director de cine brasileño, aunque le resulte difícil auto-superarse después de Ciudad de Dios, se convierte en nuestro líder quien nos aparta y nos cuida como una madre de una enfermedad, de la ceguera humanitaria y fraternal, en la que abanderamos un egocentrismo tan exacerbado en la que solo nosotros nos importamos, y utilizamos a los demás como una escalera para llegar más arriba. Solo le pido al de arriba que nos enseñe una forma de ver la igualdad entre todos para que deje de reírse esa ceguera maquiavélica que cargamos a cuestas en el corazón.



10 comentarios:

Pabela dijo...

A mí el film me gustó aunque le encuentro unas cuantas cosas poco creíbles. Por ejemplo, si bien adoro a la Moore, no puedo creer que ese personaje, único con vista, se comporte como lo hace. Teniendo de su parte tamaña ventaja no puedo simplemente aceptar que deje que sucedan ciertas cosas, como entregarse ella y el resto de las mujeres a un abuso físico por conseguir comida.Pero en fin, muchos verán en eso uno de los tantos símbolos que tiene el film pero a mi no me cabe realmente.
Muy buena reseña!

Carolina Pardo Delgado dijo...

Pues, yo creo que "la mujer del doctor" estaba exhausta de la gran responsabilidad que cargaba. Y pues, creo que consitió esa violación en pro de la paz, que al final no llega. Excelente su personaje! Gracias Pabela, que bueno que te haya gustado... Me alegra sobremanera. Abrazos!!!

mge dijo...

Blindness fue una de las grandes decepciones de los últimos años. La película no captura ni una pizca de la intensidad del libro, el cual está plagado de momentos gloriosos y descripciones memorables.

Te recomiendo que leas el libro, porque a mi entender es una obra maestra y la película no le hace justicia para nada (y que conste que es el único libro que leí de Saramago)

Difícilmente pueda perdonarle a Meirelles haber echado por tierra tamaño argumento.

Carolina Pardo Delgado dijo...

Precisamente eso expresé, que fue un error no haber leido el libro antes de... Ya no podría hacerlo. Igualmente, lo que más llama la atención es el guion por si mismo, ya he hablado de las actuaciones que son regulares, salvadas solo por los protagonistas. Gracias por tu apreciación!!!

Dialoguista dijo...

Que linda reseña. Yo tampoco leí el libro. Y la peli, asi sin antecedes literarios, me encantó!!!
Saludos!!!

Scotty dijo...

Hola, Carolina! Dejo aquí constancia de que tu blog me parece fantástico y de que escribes muy inteligentemente.

Esta película aun no se ha estrenado en España y realmente tengo ganas de verla. Cuando la vea dejaré mi comentario.

Espero que nos sigamos leyendo. Y ya aquí, un cariñoso saludo tambien para los amigos de más arriba, Pabela. mge y Dialoguista.

Carolina Pardo Delgado dijo...

Dialoguista, me alegra que te haya encantado la reseña. Abrazos de oso para ti!!!

Scotty, me satisface enormemente que te parezca fantastico mi blog, (sonrisota). No sabes como me hace feliz!!! Espero que puedas observarla, entre tanto cine comercial que hay, esta es una gran apuesta a la reflexión social.

Gracias a Pabela,Mge, Dialoguista y Scotty por comentar en este post. Mis compañeros blogger-cinefilos, gracias por dejarme entrar en sus espacios. Abrazos para todos!!!

@NatyMH dijo...

esta es una de mis novelas favoritas, y esta película no me decepcionó. Creo que el gran logro fue que, despues de muchos años de haberme leído el libro, esta peli me generó las mismas sensaciones que la lectura!!!!

Carolina Pardo Delgado dijo...

Naty, que chevere que te haya gustado la peli, igual que a mi. Es una verdadera lástima que no haya leído el libro. Gracias por visitar mi blog, igual, prometo visitar constantemente el tuyo. Cuidate mucho, y nos estamos viendo en la blogosfera!. Abrazos para ti!!!

Mr. crypt dijo...

a mi si me decepciono, es mas, me parece una ofensa de que siquiera se hayan tomado la molestia de adaptar al cine uno de los mejores libros de Saramago (del cual soy fiel fan).

que pesar que no te leyeras el libro primero, es bastante bueno (y yo tampoco puedo esperar a leer "cain", tambien me han dicho que es excelente)

saludos!!

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe