OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

11/30/2009

NEW MOON

Publicado por Carolina Pardo Delgado |



Yo confieso que… Tengo una terrible confesión por hacer. Tal vez me haga perder credibilidad, pero me gustó Twilight y desde que la vi estaba esperando impaciente el estreno de New Moon. Que no es una obra de arte. Lo sé. Aunque, como escritora de poesía en prosa desde muy temprana edad, me sentí fascinada por los diálogos que Stephanie Meyer había producido. Creo que en eso básicamente se concentra el éxito de Meyer, en la posibilidad de recrear la posibilidad de juntar dos mundos solo para el deleite del amor, y tener las palabras precisas para eso.

Pero, ¿Existe algo más que haya llevado al éxito estas historias? La imposibilidad del amor porque una de las partes es un vampiro, lo convierte en otro factor llamativo. Aunque el factor de éxito para mi, más inequívoco es la androginia que caracteriza al clan de los vampiros. La belleza extrema de la palidez, ojos de colores intensos, y labios sonrojados es lo que más atrajo a Bella de Edward. Según Wikipedia, “Androginia es la cualidad de las personas cuyos rasgos externos no son propios ni del sexo masculino ni femenino, entrando así en un término medio.” En la adolescencia, las jóvenes tienden a buscar un lado más suave del compañero, una fisonomía más cercana a ellas en la etapa de fuerte vulnerabilidad donde se encuentran, las hace sentirse más seguras. Agregándole además la capacidad de fortaleza, protección e incondicionalidad que representa el ser “no humano”, al final, estos factores terminan confluyéndose en la tan anhelada “perfección masculina”.

A Robert Pattinson, pude apreciarlo más sobreactuado, con una química forzada hacia Kristen Stewart. Estaba más preocupado por lucir “hermoso” todo el tiempo que enfocado en realizar su papel.

Kristen Stewart, convence por momentos, a veces se le dificulta las escenas junto a Pattinson, no obstante, no termina por convencerme. Lo que hizo en la primera entrega, esta vez no lo pude percibir.

Jacob Black, (Taylor Lautner) es inmensamente simplón y aburrido. A pesar de la belleza física, sus dotes actorales como antagonista no rindieron ningún fruto. El lobo diseñado con efectos especiales hace gala de una expresión facial más puntual que él mismo. Por más que trató, la química entre él y Stewart brilló por su ausencia.

El cast de los Cullen (la familia de vampiros de Edward), es promedio. Sobresalen el papel de Alice (Ahsley Green) y Jasper.(Jackson Rathbone).





Lo más acertado para esta entrega es el cast de Dakota Fanning, como Jane de la familia de los Volturi para mi considerada como la Shirley Temple de nuestra época. Por alguna razón desde temprana edad estuvo muy ligada a los mejores actores, (Denzel Washington) o por lo menos a los que más están ligados a los Blockbusters (Tom Cruise). En los diez minutos aproximados que aparece en pantalla, se le nota la presencia y fuerza actoral.




Michael Sheen, (Aro de la familia de los Volturi) sencillamente encantador e hipnotizante. A pesar de su larga carrera, solo lo sigo desde que hiciera el papel del Primer Ministro de Gran Bretaña Tony Blair en el film, The Queen(2006). Un must see recomendado.
Esta segunda entrega termina por ser decepcionantemente extensa y aburrida, con ausencia de puntos de giro ni un buen elaborado romance. Presumo que tuvo que ver con el cambio de director.

Puntos a favor: 1. La escena de Jasper en la que se abalanza hacia Bella con el objetivo de beber su sangre. (Por los efectos especiales).
2. (Por la misma razón). La escena de lucha entre Edward y los Volturi.
3. La banda sonora, sencillamente exquisita, aunque la de Twilight fue suprema, "Supermassive black hole" y la escena del partido de beisbol, excepcional.


Muy pocos elementos rescatables en esta segunda entrega. Presumo que lo único que me alegra es que se proyecten la creación de historias dirigido a un público específico: los adolescentes, donde prime el amor y que vaya apartándose cada día más el cine Gore. Y que frases como: “Tú me das todo con solo respirar” sean extrapoladas hacia el mundo real. Y que el romanticismo se vaya propagando como el mejor de los virus, como aquel que dejamos un día en la mesa de noche en una carta de amor mancillada por el recuerdo.

6 comentarios:

Calila dijo...

Te has dado cuenta que comento muy poco en tu blog, sin embargo dejame decirte que te leo, y ahora me doy el tiempo en un respiro de escribirte.

Probablemente mi visión y sentimientos hacia la película tengan otra motividad, y probablemente tu conozcas mas que yo de lo que hablas, yo solo me siento frente a la pantalla como una expectadora mas. Aunque a cpa y espada defienda esta serie por multiples motivos, a mi modo de ver la segunda entrega me interesó mucho mas. Lo cercana al libro, un poco de humor en lo parca que puede ser K.S. efectos especiales mejor cuidados, en fin.

Probablemente tenga que ver con la subjetividad que me embarga cuando pienso en estos libros y películas.

Y si estoy de acuerdo contigo, que ojalá se propague ese tipo de romanticismo que le da calor a la vida, que cambia los colores y los olores. No es tan malo tener momentos de despegarse de lo frío del mundo para acurrucarse en los brazos de lo amado.

PD: me encanta como escribes, miles de hurras mi querida prima!

Carolina Pardo Delgado dijo...

Calila, a mi personalmente me gustó mucho Twilight, más que nada por las líricas creadas por Meyer, aunque no leí los libros, estuve hojeando los dialogos de ambas, tanto de Crepusculo como Luna Nueva, tienen una excelente construcción. La adaptación del libro al cine siempre tiene sus dificultades,y esperaba mucho más de ésta. Sin duda alguna lo mejor son los efectos especiales,aunque la dirección de actores pudo haber dado para más. Porque no llegué a sentir demasiado. No obstante, fue increible la recepción de las mujeres en la sala, los suspiros, era algo que hace mucho tiempo no percibía.
Y aunque, algunos criticos tienden a afirmar que esta es una versión muy light del vampirismo, a mi me parece la indicada para el público objetivo.
Esperaré Eclipse,a ver que tal...
Gracias por leerme prima, y sí, espero que sigamos creyendo en el amor, a pesar de.

Oscar Torrado dijo...

Sabes, no es tan horriblemente mala como muchos dicen, pero aun así flaquea mucho, sobre todo en las actuaciones, por dios Kirsten Stewart parece estar en otro mundo, aunque lo que me gustó fue el OST.

Carolina Pardo Delgado dijo...

Oscar, por supuesto que si. Concordamos en que Stewart no ofreció nada diferente a lo que habiamos visto en la primera entrega. Lo que dices de ella, es cierto. También me fascinó el OST, igual que en Twilight.
Gracias Oscar por comentar, me encanta tu blog.

Iradai dijo...

Coincido en muchas de tus apreciaciones sobre esta película, sin duda me quedo con Crepusculo, esperaba más para esta segunda parte.
Te dejo un premio en mi blog http://rebuscandolapeli.blogspot.com/

Marcelo Martinez Serrano dijo...

Ni peor ni mejor. Tan pobre, vacua y aburrida como la primera entrega. Un producto hecho para uso y consumo exclusivo de los fans de la saga literaria y para el puñado de espectadores que encontró algo rescatable en la primera película.

Actuaciones horribles (Stewart insoportablemente insípida), dirección de actores inexistente y efectos especiales de telefilm barato, son solo algunas de sus muchas contras.

Aborrecible y olvidable.

Publicar un comentario

Subscribe