OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.





Hoy me levanté pensando en seis cosas imposibles antes del desayuno:



1. Podré hacer esta reseña.


2. Ella se ha levantado de la cama, me dice que no debo lavar mi cabello de noche una vez más. Mi libro tiene un final feliz.

3. Tengo un doctorado en lenguaje HTML.

4. Alguien ha colocado una arroba de dulces “Nerds” en la puerta de mi casa.

5. El país de las Maravillas verdaderamente existe.

6. Me he robado la poción, el pastel y la llave y estoy a punto de entrar.

Enuncia un refrán popular que conocer es querer, o incluso, amar. Y yo me cuestiono, profunda y de manera casi aturdida y perturbable, ¿Será entonces, posible poder llegar a querer o a amar a alguien que no conoces, pero de quien te llegan noticias graduales o reconoces su labor?
Amo a Tim Burton.

No tengo más nada que agregar.


¿Podrá mi amor hacia su locura bien conducida viciar mi objetividad en esta reseña? Les prometo que haré mi mejor esfuerzo para que esto no suceda.

Recrear el país de las maravillas, ese país que conocí igualmente a la edad de Alicia, fue el objetivo principal que Tim Burton y la productora Disney se trazaron. Para comenzar a distinguir que tanto se encuentra de Burton en la obra, y que tanto resta de la versión original, me remití a cerrar los ojos y recordar aquellas impresiones que se me quedaron prendidas en un rincón del alma que por escondidas, no olvidadas en la niñez. En aquella etapa donde soñar se nos vuelve tan absurdamente cotidiano como respirar y creer que verdaderamente existen lugares como “El país del Nunca-Jamás”.


Charles Ludwig Dogson, mejor conocido como Lewis Carrol, era un matématico, profesor en la universidad de Oxford, a quien se le atribuye la autoría de este relato, quien residía en la época victoriana. Le dedica a una de sus alumnas de nombre Alice, este cuento que refleja una crítica a aquella época, con toques intensos paródicos, metáforas ocultas, y de un humor lógico, y tal vez, de carácter más adulto que infantil, tal como apreciamos en “El Principito” de Antoine de Saint-Exúpery.

Y es por ella razón que los personajes principales de esta obra se les adjudiquen valores especiales. Para adentrarnos se hace necesaria una aproximación a sus significados. (Extractado literalmente de páginas Web, mencionadas al final) a saber:

 “La reina de corazones simboliza el poder político al que Lewis critica presentándola como caprichosa y autoritaria. Es decir, es una critica a la monarquia de la epoca victoriana, y más exactamente a la reina Victoria. Representa al absolutismo monárquico, el uso indiscriminado del poder, una crueldad desmedida en sus actitudes.

 Los naipes representan a la corte o los lacayos de la reina, siempre atentos a sus caprichos.

 El conejo blanco, perseguido por el reloj, atormentado por el tiempo, simboliza burlonamente al hombre que vive obsesionado por los minutos. El autor refleja las prisas de la vida moderna.
En la cultura popular, el Conejo Blanco se ha convertido en un símbolo, donde seguir al Conejo Blanco describe el acto de seguir a algo o a alguien ciegamente, y cuya persecución desemboca en aventuras y descubrimientos. Esta metáfora ha sido utilizada numerosas veces en la literatura, el teatro, el cine y la televisión. Esto se puede ver en películas como Matrix, o Donnie Darko.

 La oruga. A primera vista, es como la antítesis del conejo: relajada, aprovechando una rica tarde en compañía de un cigarro y esperando que la vida simplemente pase.

 El gato de Cheshire: tiene el papel simbólico de ser una especie de consejero o maestro espiritual, que representa la voz de su conciencia, el "Maestro Interior" de Alicia.”


Este film apareció ante mis ojos como exuberante en su dirección artística, evocando una colorimetría absurdamente perfecta, con medidas exactas de saturación e intensidad. Lo anterior adjudicado tanto a su ambientación, como a vestuario y maquillaje, en este último aspecto, llamó poderosamente mi atención los pálidos rostros de los personajes. Sello netamente burtoniano dirigido por su notable influencia del expresionismo alemán. Sean atentos al “fade out” de la ultima aparición en cámara del Sombrerero Loco y observarán la clara transición de colores a blanco y negro. Sencillamente exquisito.

La música, rotundamente burtoniana, es elevada mágicamente a través del reconocido compositor Danny Elfman, quien entre sus labores más recientes incluye, “The Wolfman”, “Terminator Salvation”, “Milk”, y, en compañía con Burton: “Nightmare Before Christmas”, “Charlie and the Chocolate Factory” y una lista interminable de confirmados éxitos. Elfman, le otorga a las cintas de Burton como siempre, esa particularidad angustiante, oscuramente estilizada y a la vez, sombría y grotesca.

No obstante, si nos remitimos al apartado del guión, y aquí llegamos a un lugar muy importante, (elaborado por Linda Woolverton), le veremos claras fallas como la ausencia de un guión estructurado y lineal que nos ofrezca una adentramiento mayor al film, una mayor relación entre espectador e historia, por lo tanto, identificación y compenetración con sus personajes. La coherencia narrativa que brinda la adaptación es casi nula, se aprecian escenas con un carácter unitario, y simultáneamente ausencias de transiciones que motiven a un seguimiento lineal. Aún así, a pesar de sus escenas predictivas, algunas permiten el asombro y la risa abierta, aún así esta es la versión de Burton y de quienes lo conocen, quien esperaría que su adaptación sea tan fiel al libro?
Las actuaciones más que precisas y puntuales, son ampliamente divertidas, ya que permiten una acertada exploración de cada personaje. El estar investidos en personajes míticos como los de Carrol, en vez de cohibirlos, les impulsa a una creación exquisita. A resaltar, como siempre el actor fetiche de Burton, Johnny Depp como El Sombrerero Loco, quien con una combinación entre Jack Sparrow y otros oscuros personajes le otorga al sombrerero un toque más depresivo y sombrío por momentos. Mia Wasikowska, la joven promesa australiana que recuerda a una Gwineth Paltrow con 20 años menos. Helena Boham Carter, a quien parece favorecerle su compenetración emocional entre ella y Burton, (su esposa) su interpretación es dual, a pesar de suponer un odio al espectador, termina por simpatizar. Todos éstos manipulados físicamente por CGI.


Y podría seguirles hablando del film, solo que ahora por confusión, me he tomado la poción para empequeñecer y estoy en el teclado brincando de letra en letra para terminar. Estoy exhausta y no encuentro el pastel.


Adiós “País de las Maravillas”... Mi gato se acaba de tragar la llave.



http://es.wikipedia.org/wiki/Colorimetr%C3%ADa
http://es.wikipedia.org/wiki/Duquesa_(Alicia_en_el_pa%C3%ADs_de_las_maravillas)
http://es.wikipedia.org/wiki/Gato_de_Cheshire
http://www.elkraken.com/Esp/R-alicia-esp.htm

10 comentarios:

Alejandro A dijo...

lo curioso es que el cuento le encantó muchísimo a la reina Victoria aunque ni siquiera se diera cuenta de que la criticaba duramente

Juancii de Reyes dijo...

concuerdo con tu critica, y cada vez admiro mas tu inteligencia para hacer reseñas, pero a mi me guso mas, jajaj, es mas el guion me entretuvo mucho. Per respeto la opinion de todos, y mas aun la tuya. Suerte :)

Pabela dijo...

Realmente desde lo estético seguro me va a encantar. Amo a Burton asique aun con sus desaciertos lo admiro a más no poder. No obstante con Alicia estoy esperando un poco a que termine la locura de todos por querer verla! No soportaría verla en cine rodeada de los consabidos ruidos de la gente y los pequeñuelos!.
Muy buena la crítica, me fascinó.

Pablo Martinez dijo...

Me pasa lo mismo que a Pabela... estoy esperando para ir a verla a una función de un martes o miércoles (no hoy) a la siesta jaja, para que no haya ningún mocosito insoportable gritando cuando aparece el gato o el sombrerero...

Lo poco que ví del filme entre adelantos y trailers me pinta a que es demasiado ruidosa. Pero bueno, por ser de Burton habrá que darle una oportunidad.

Saludos!

Muy buena la reseña, original.

PM

Beto Agudelo dijo...

Excelente comentario; creo que ya conoces mi opinión al respecto.

Ah, de paso, me tomé la libertad de vincularte desde mi blog, http://mornatur.wordpress.com

Más que Palabras dijo...

¡Qué buena reseña!
Hace rato que estaba esperando leer un acercamiento hacia la obra que hizo Burton, adaptando los textos de Lewis Carrol.

Me parece impecable tu análisis, aunque aún no vi la película, veo que el tema de esta obra pasa mucho por la parte artística y lo visual.

Creo que esta vez la magia está más por ese lado.

Un gran saludo y un placer leerte.

Por cierto ... ¡Me encanta el nuevo look de tu blog!

¡Nos estamos leyendo!

KOKE dijo...

Hola. llegué aquí no por el conejo blanco si no por el pajarito azul del twiter. Me gusta mucho la manera en que escribes y lo poco objetiva que eres a la hora de hablar de tus filias, como lo es la Burtonfilia jejeje. Por que ser Objetivo con lo que nos apasiona?. Mejor entregarnos y listo, resuelto. Aunque el amor nos deje ciegos. No he visto la peli, cuando lo haga quizás me pase por aquí, por los momentos te dejo este video que explica, un poco, la manera en que trabaja el tan sonado Tim. Si ya lo viste ni modo, si no espero que lo disfrutes.

http://www.youtube.com/watch?v=3dyGpCrFdX4

Saludos!

El Cinéfago dijo...

En España tenemos que esperar, desgraciada e incomprensiblemente, hasta Abril. De Burton espero una apuesta estética deslumbrante, pero poco más. ¿Acaso tenían un excelente guión muchas de sus películas anteriores? Si la respuesta es no, no esperemos buscarlo en Alice in Wonderland.

Lázaro dijo...

Hola Carolina,como dice cinéfago..aquí en España se estrenara más tarde.
la espero con ansias,ya que Burton es mi director favorito..
seguro que me sorprendera..
un saludo..buen post

Pabela dijo...

Caro te deje un meme en la cinerata pasate a ver si te gusta. Un abrazote!

Publicar un comentario

Subscribe