OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

12/26/2009

LOS ABRAZOS ROTOS

Publicado por Carolina Pardo Delgado |





Obsesión.
Esa es mi palabra predilecta. El sólo hecho de escucharla me perturba fuertemente el corazón. Desde aquella primera vez que vi a James Lipton presentando en la pequeña pantalla “Desde El Actor’s Studio” (la más selecta academia que existe en Estados Unidos para actores) y realizar a su invitado, el Questionaire de Bernard Pivot.

¿Cuál es su palabra favorita? Obsesión. (Fue lo primero que llegó a mi mente y desde entonces, no se ha ido de mí.)

Fue así como desde hoy en la madrugada he permanecido más obsesionada de lo que ya estaba con Almodóvar.

Ya comenzaba a perder la ilusión por él desde que me decepcionara con La Mala Educación (2004) o Volver (2006). Por lo cual, no era de mi total agrado ver su última producción, así que con el mayor escrutinio y desinterés, decidí verla.

Almodóvar ha regresado.


Esta es la sinopsis extractada de la Wikipedia: “Un hombre escribe, vive y ama en la oscuridad. Catorce años antes sufrió junto a Lena, la mujer de su vida, un brutal accidente de coche en la isla de Lanzarote.

Este hombre usa dos nombres, Harry Caine, lúdico seudónimo bajo el que firma sus trabajos literarios, relatos y guiones y Mateo Blanco, su nombre de pila real, con el que vive y firma las películas que dirige. En la actualidad, Harry Caine vive gracias a los guiones que escribe y a la ayuda de su antigua y fiel directora de producción, Judit García y de Diego, el hijo de ésta, secretario, mecanógrafo y lazarillo.

La historia de Mateo, Lena, Judit y Ernesto Martel es una historia de amour fou, dominada por la fatalidad, los celos, el abuso de poder, la traición y el complejo de culpa.”

Esta vez el objeto del deseo de dos hombres es encarnado por Penélope Cruz, quien se ha mantenido como una de las inspiraciones más férreas de Almodóvar, entre Carmen Maura, Lola Dueñas, Victoria Abril, entre muchas otras. A Penélope la percibí, como es acostumbrada en la visión española, naturalmente apropiada en su rol, intrigante, dulce, apasionada e hipnótica. Le sirve más su estadía en este terreno que en el hollywoodense, debido a su baja comprensión del lenguaje corporal inglés.

A Blanca Portillo (Judith), la aprecié fuerte, punzante y magnética, siempre sin el más mínimo deseo de esquivar el melodrama con tintes teatrales, aunque le luce terriblemente.
A Luis Homar (Mateo Blanco-Harry Caine) lo advertí en una actuación equilibrada, aunque falla por momentos en su comprensión de la ceguera. Dicho anteriormente, eso sólo lo puede hacer brillantemente Al Pacino.

Como es usual hay que destacar la brillante labor en la dirección de arte, la extraordinaria y cautivante estética visual que Almodóvar sabe posicionar como nadie. Como siempre, el rojo hace su aparición como simbolismo de la ambición, pasión y lujuria, pero al mismo tiempo, como el color de la tragedia, la sangre, y del inevitable advenimiento de eventos desafortunados a posteriori. Esta vez pude apreciar el intercambio de colores entre el rojo y el verde en la pareja conformada por los roles interpretados por Penélope Cruz y Luis Homar.

En la composición musical repite el español nominado a varios premios internacionales, Alberto Iglesias, quien le otorga a las cintas de Almodóvar como siempre, esa particularidad angustiante y a la vez, liberadora y catártica.


Es un film basado enteramente en muchas obsesiones: la obsesión de dos hombres por una mujer, la obsesión de un hombre por realizar un film sin importar las condiciones, la obsesión de una última mujer por interponerse entre una pareja. Obsesiones, que, por ser elevadas a un contexto cinematográfico nos parecen irreales, pero que están más cerca de lo que logremos advertir.

Aquella obsesión es la que más sobresale entre las demás, donde el personaje de Penélope es reafirmado como la diosa de las pasiones irrefrenables de dos hombres, tal como la visualicé en “Elegy” (2008) junto a Sir Ben Kingsley de Isabel Coixet (Un doblemente Must-see). Nos demuestra que aquellas intensas fijaciones ocultas en la vida real resultan siendo un abismo en la lucha interna de cada quien por querer parecer más “equilibrado” en la sociedad.

Ya he perdido la cuenta de cuantas veces expresé la palabra “obsesión” en este escrito. Me disculpo por ser tan obsesionada en mi terrible obsesión de obsesionarme por las obsesiones.


Una tarea para usted: Cuéntelas. No le daré un premio. Pero se dará cuenta del nivel de Obsesión que puedo alcanzar.

13 comentarios:

Dialoguista dijo...

jajajja obsesionada reseña, obsesionada cinéfila, y obsesionados nosotros tus lectores, jajjajaja
Tdavia no veo la peliiiiiii ;-( pero ya me esta obsesionando ;-)

Xavier Vidal dijo...

Sin duda, Los abrazos rotos habla de las obsesiones. Y del cine. Y de la obsesión por el cine. Me sorprende que alguien diga que le defraudó Volver... de hecho, eres la 2a persona que conozco que lo admita. Personalmente, Almodóvar me encanta siempre, sin excepción. Y esta película es como para obsesionarse: es muy buena, digan lo digan.

Saludos obsesivos!

http://cachecine.blogspot.com

Jorgee dijo...

Mucha obsesión? jeje
Yo tampoco no la he visto...
ya no tardo jeje...
Te vuelvo a decir... me gusta mucho como
escribes. Cuando la vea te comento mejor!
Saludos!

Mr. crypt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. crypt dijo...

la tengo hace rato y siempre que la voy a ver se presenta algo, ya mismo me la veo :). y con respecto a "volver", no te gusto? a mi me encanto ("la mala educación" si no me gusto casi, no es mala, pero se vuelve bastante tediosa y comparandosele con toda la filmografia de Almodovar es la peorcita).

saludos!

Pablo Martinez dijo...

La dejé pasar cuando estuvo en cartelera. Ahora esperaré al DVD... no me atrae, de verdad, aunque tiene pinta, pero prefiero otras... el autobombo no me llama...


Saludos! :D

Te espero comentando en el blog ;)

Felices Fiestas!

PM

Lázaro dijo...

que obsesión de entrada....ja,ja,ja.
no la vi en su día,la critica no le gusto mucho,y desisti ..
ahora me has animado a verla,y ire al videoclub y me la alquilare.
un saludo,felicidades por el blog..
pd...Volver me gusto mucho

Carolina Pardo Delgado dijo...

Dialoguista, qué bueno que te diviertas... jejeje. Que bueno que te esté obsesionando, que no es su mejor film, me gusta que vuelve a sus características más sobresalientes, como en la dirección de arte. Espero que la veas.

Xavier, lo admito no me gustó volver,por la historia de la abuela, para mi no es muy creíble que digamos. Me apasiona su arte en cuanto muestre las pasiones y las obsesiones, como Jorge Camara en Hable con Ella, en Atame, mejor dicho siempre hay alguien con una tremenda obsesión que me deja sin aliento.

Jorge, gracias, me encanta que te encante como siempre. Sus comentarios son los que me animan a continuar escribiendo. (y mis obsesiones). jejeje. Te la recomiendo.

Mr Crypt, estoy de acuerdo contigo en la apreciación de la Mala Educación. Creo que rompió un poco su línea. Y esto no me llamó la atención. Espero que la veas y me comentes que te pareció!!

Pablo, a mi tampoco me llamaba la atención por lo mismo que he expresado, además que el trailer no se entiende mucho y no le hace justicia. No te diré que es su mejor film, pero las actuaciones son excelentes. Por algo está nominada al globo de oro.

Lázaro,si, parece que rayé en la obsesión extrema. En mi opinión es un must-see en la filmofrafía de Almodovar por la dirección de arte,las actuaciones y la banda sonora. Creo que un fan que le siga su historia, la disfrutará mas que nadie. Y el que no, igualmente. Gracias, me alegre que te guste.

Abrazos para todos, muchas gracias por comentar. Esta es su casa, regresen cuando gusten... ;-D.

David C. dijo...

Es una excelente película. Te atrapa. Sigo pensando que "Hable con ella" es la mejor de Almodovar.

Pero ojo esta no deja de ser buena. Me gusta esa escena de la película que filma el director cuando una actriz le dice al personaje de Penélope Cruz que ha hecho el amor con un traficante y que esos tíos hacen el amor como "si fuera el último polvo de su vida".

Asi deberiamos ser los hombres con cada mujer darlo todo al hacer el amor como si fuera la última vez.

Gracias por tu visita al blog. Besos.

Carolina Pardo Delgado dijo...

David,claro que es excelente. La veo como buena candidata a ser ganadora del globo de oro. Aunque esperaré a verme las otras nominadas para dar mi opinión final.
Y acerca de la escena, tu lo has dicho. Y lo confirmo.

Abrazos gigantes para ti!!! ;-D

Más que palabras dijo...

Creo que si alguien sabe de obsesiones ese es Pedro Almodóvar (también de fetiches).
Penelope Cruz me parece una actriz tan bella como talentosa y de la mano de Almodóvar parece que todo fluye más fácil para ella. Es como que la química entre actriz y realizador hace que todo funcione mejor, lo digo por lo que he podido ver en otras producciones donde trabajaron juntos.
Agendo esta película entre las que debo ver pronto.
Gracias. Te mando un gran saludo.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Una buena película, aunque no la que más me gusta de Almodovar. Si tuviera que escoger cual me gusta más dudaría entre "Atame" y "Hable con ella"...
Gracias por tu visita, ya estoy entre tus seguidores...nos leemos este 2010

majandia dijo...

la vida es una obsesion.....

cual es la mejor pelicula de almodovar?

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe