OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

9/20/2009

INÚTIL ESPERA

Publicado por Carolina Pardo Delgado |


Quien desearía saltar hacia atrás en el tiempo y corregir aquellas equivocaciones que hemos experimentado? Yo pude haber realizado esto... O pude haber dicho aquello... Pude haber ido a tal lugar... Pude... Pude... Un pasado que no vuelve, con un presente lleno de cicatrices y un futuro,en el que, esperanzados en la madurez, esperamos que aquellas dudas en las decisiones, se reduzcan a su máxima expresión.Esta es la historia de un hombre quien no pudo regresar en el tiempo y reclamar a la mujer que amó.Su inocencia, (la de ella), se le esfumó. Mientras, su esperanza, (la de él) hoy camina en búsqueda de aquella mujer que conoció hace siete años...

INÚTIL ESPERA

Siete años. Siete años que la espero desde aquella vez que ella solía amarme.
Siete años que la espero como se espera la cura de una enfermedad inevitable.
Siete años que no vacilan en traerme raudamente las líricas que para mí erigía libremente.
No obstante, eran otros tiempos, otros lugares y otros rostros que se me presentaban como juegos de la carne.
Juegos, que hoy significan errores.
Errores que no sabré como explicarle si un día me pregunta.
Para ello, preparo con extrema exactitud mis expresiones apaciguadoras implícitas en sonrisas, que sólo ella conoce y desconoce. Porque ansío extraviarme a manera de espectro y aparecer redivivo en una costumbre que la aburre. Tengo pleno conocimiento de ello.

Y aparezco otra vez en su vida.Ella me ha solicitado. Aparezco absolutamente de ella.
Y ella, la de hace siete años, se ha ido.
Malditos siete años que te hicieron otra.
Otra que ya no siente y no respira a través de nadie.
Otra para la cual, el amor es un convenio inservible y malogrado.
Nauseabundos amantes que hoy te devuelven hecha aquella misma con la que jugaba a los placeres de la carne.
Sincrónicos engaños que hoy se deshacen en lamentos que no pudieron regresarme a tiempo y en el tiempo en que pude haberte redimido, en el que tu piel sólo sabía a mi.
Rastros de sangre mustia yacen en mi puño.
Pensamientos carcomidos.
Estos siete años que se ensañan con ideales de hacerte mi mujer.
Frutos parecidos a ti hace siete años que no llegarán.
Que inútil y siniestra fue la espera.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe