OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.



Habiendo tenido una gran recaudación económica en su primer estreno y superado con creces a “Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 2”, Los Vengadores, ha logrado el puesto más elevado en la historia del cine en el mismo ítem. Ahora, bien sabemos que la recaudación no va ligada estrechamente a la calidad de una producción cultural del séptimo arte. Y a pesar de que varios detractores del cine comercial se empeñan en descalificar su aporte al cine, es necesario recapitular con varios elementos el por qué del éxito de esta reunión de súper héroes.



Los Vengadores es una adaptación de varios de los personajes icónicos de la compañía Marvel, una de los dos grandes emporios en producción de cómics. Su rival es DC Cómics. El 1 de septiembre de 1963 aparece la primera edición de Los Vengadores, un grupo de super héroes a bajo del comando de Nick Fury quien tiene lazos con el gobierno.

¿A qué viene todo esto? Pues a responder una pregunta tardía de alguien que me cuestionó, para qué sirven los cómics? A temprana edad era una asidua lectora de historietas o paquitos,- ésta última en su acepción latinoamericana-, y puedo dar fe que ésta ramificación de narración visual proporciona un gusto por la lectura, por la sed de conocimiento y un alto nivel de ortografía. Fue así como me enteré que Leonardo Davinci escribía al revés para que sus manuscritos fuesen leídos con la reflexión de un espejo o de la existencia del mito del monstruo del Lago Ness y muchas otras más que en el momento no recuerdo porque subyacen escondidas en mi inconsciente.

Es necesario señalar que el cómic es un claro recurso didáctico en el que los infantes pueden aprender distintas maneras de apreciar el lenguaje visual e iconográfico que subyace bajo sus creaciones. Para ello, el teórico y doctor en ciencias de la comunicación, Manuel Barrero se ha dedicado por décadas a la investigación siendo un referente internacional en el análisis práctico-teórico del cómic, para él, este tipo de producción cultural masiva no se le ha otorgado la complejidad metódica que se debería darle, por ello propone la lectura en aras de: “fomentar la capacidad de abstracción y compositiva; incentivar la imaginación abstracta; impulsar la ortografía, facilitar el aprendizaje del lenguaje icónico,”, entre cientos de objetivos mayores a los mencionados.
Chris Evans (capitán América) y Robert Downey Jr.  (Iron Man)

Igualmente la lectura crítica de la imagen del cómic ha sido objeto de muchos otros estudiosos como Umberto Eco, Daniela Barbieri, Will Eisner, y David Kunzle y en otras múltiples disciplinas que ven en este arte una forma multidimensional de entender el mundo contemporáneo a través de su riqueza en la simbología, semántica y semiología.

Su nacimiento y posterior evolución va ligada de la misma manera a otros medios de comunicación de masas como lo son la radio y el cine. No tiene un público objetivo definido siendo que su heterogéneo contenido que va desde simples narraciones informativas y entretenidas, hasta serios cuestionamientos ideológicos y formales suscita la lectura de niños, jóvenes y adultos.

Regresando a lo que nos corresponde, y sin haber leído el cómic, por lo cual no hablaré de que tan exacto fue su transpolación o no, la Marvel ha sabido explotar sus personajes de la manera correcta y en la proporción justa para que cada uno brille sin restar la posibilidad de lucirse de manera individual. Obviamente que aquellos personajes o actores – en el caso de Hulk/Mark Ruffalo esto no se da- que habían tenido la oportunidad de protagonizar su filme, llegar a esta reunión les es más fácil.

Con un guión muy simple, básico, y con la ayuda de un despliegue de efectos especiales de la nueva era, el filme  cumple lo que promete y nos otorga más. Las elevadas cuotas de humor a cargo, por la mayor parte del tiempo del carismático actor Robert Downey Jr., es el gancho preciso para que el filme haya generado una instantánea conexión con el espectador. Además de que nos ayuda a proyectar la sed de omnipotencia y libertad que tanto ansiamos.




El subgénero popular adaptado de Los Vengadores confirma que cae bien una dosis exagerada de entretenimiento en su más pura expresión. Pero no se puede olvidar que el transfondo de éste cómic también viene implicado con cuestiones político económicas en cuanto a las relaciones de los personajes con el poder gubernamental.  Hulk ha sido producto de un experimento del gobierno, tal como Black Widow es traidora del régimen comunista, o como Nick Fury, el líder de SHIELD, quien es un agente especial que colabora con la paz mundial a través de su organización y mantiene relaciones con el gobierno de los Estados Unidos y las Naciones Unidas. De igual forma, el capitán América es otro producto del gobierno al inyectársele cierta sustancia para ser transformado en un súper soldado.

Escena para no perderse: Todas

Mi recomendación: No es un filme para ver en TV, asi que acérquese a su sala de cine más cercana, si aún no la  ha visto. No pierda la oportunidad de dos horas y media de exagerado entretenimiento.

1 comentarios:

Marisa dijo...

Me encanto tu lectura sobre la incidencia de las historietas para la lectura de los niños y es asi yo empece mis primeras armas en la lectura a traves de historietas ( en mi caso no eran comic de heroes sino La Pequeña Lulu ) Coincido en que es un film para verlo en pantalla gigante !!!!
Que lindo que es el cine !!!
Besos amiga !

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe