OBSESIONES

Reseñas de cine con carácter crítico.

4/06/2012

SHAME (DESEOS CULPABLES)

Publicado por Carolina Pardo Delgado |



Un adicto al sexo a través de los ojos de Michael Fassbender –actor principal- llama la atención debido a la exactitud perturbadora con la que se sumerge en su personaje. Fassbender después de haber asombrado al público en festivales internacionales demuestra que puede encarnar fácilmente un hombre cegado por su obsesión a través de dotes actorales y físicos.

Ahora, por las múltiples escenas de contenido sexual explícito, que puede lindar por momentos con la pornografía, un actor con sentido de pudor más amplio no hubiese podido caracterizar a Brandon. Paralelamente, desde el punto de vista moral, puede que algunos espectadores lo encuentren ofensivo y otros simplemente lo vean como la expresión de lo que es: un hombre con una incontrolable adicción libidinosa.

La banda sonora llevada a cabo por múltiples artistas, pero que brilla con las composiciones originales de Harry Escott, en especial la elegida para el tráiler, y que igualmente es empleada en las escenas iniciales y en intermedio, le dan fuerza al filme indicando unos ciertos clicks de un tiempo que avanza –lo que crea desesperación en el espectador- , tiene una tonalidad oscura –como la de la vida de su personaje-, que nos ayuda a sumergirnos en el universo de Brandon, y a la vez transmite su propia desesperación con notas in crescendo que terminan por generar angustia, la misma que Fassbender nos demuestra al correr de la cinta.

Y puede que algunos se identifiquen con Brandon o sencillamente, no, un hombre vacio en búsqueda de algo que le llene, escogiendo el sexo como manera de aliviar el sinsentido que tiene su vida. Y lo vemos en una constante lucha entre entregarse hacia actividades enteramente hedonistas y compartir un poco de tiempo con su hermana con quien tiene una relación austera, ausente y algo psicótica. La contraposición es clara: él a quien no le interesa la conexión emocional y ella, claramente necesitada de la misma.

Por alguna razón Brandon se lastima a sí mismo, porque no está en control de su terrible adicción, de su vida pasada sabemos poco, pero se intuye que en la forma de percibir sus relaciones emocionales, algo lo condujo a identificar a las personas como simples medios de satisfacer sus mundanas acciones. A pesar de ello, su alta vulnerabilidad y simpatía nos seduce, este personaje en otro actor simplemente guiaría a ser juzgado. Pero el espectador, en cambio, prefiere una posible redención para el protagonista.

Una segunda colaboración de Fassbender con el director Steve Mcqueen, que demuestra su estilo a través de múltiples escenas de cámaras al hombro e intrusivas, tanto, que los primeros planos que parecen golpearle el rostro a los actores antes de producir repulsión otorgan un sabor intimista. De igual forma, largas e ininterrumpidas escenas hacen parte del conocido proceso creativo de McQueen.

Un drama erótico-sexual que no logra avanzar en su narrativa, tanto como podría, pero que nos conduce al más íntimo sentimiento de lujuria compulsiva llevada a límites inimaginables que experimenta el personaje. Tanto Fassbender que lleva el peso de la película sobre sus hombros, Mcqueen y Carey Mulligan – una actriz que transmite pureza y candidez- la salvan de lo que pudo haber sido, una pornografía con aires pretenciosos a arte, elevándola en cambio, a lugares insospechados.

Escena para no perderse: Todas.

Mi recomendación: Por su alto contenido sexual explícito, lenguaje y abuso de alcohol y drogas no ver en compañía de menores de edad.

4 comentarios:

Dialoguista dijo...

Muy de acuerdo Caro. Yo también pienso que estuvo genial que no se usara el tema para hacer algo muy erótico y con poco sentido, pero también pienso como decís en el último párrafo, que aún podría haber ahondado más en esas personalidades. Con todo, la peli sale airosa, sin dudas.
Abrazo :D

Carolina Pardo Delgado dijo...

Dialoguista, que bien que concordemos, pienso que tanto la historia en sí misma como la profundidad del universo de los personajes habría dado a lugar para ser más impactante todavía, no obstante el guión cumple con lo que se necesita. Un abrazo gigante para ti!!!

Marisa dijo...

Tanto esperar para su estreno valio la pena coincido que pocos actores se hubieran animado a interpretar a Brandon y por otro lado alto precio pag'o Fassbender a su osadía : el quedarse fuera de las nominaciones al oscar ,tan solo por el desnudo frontal que protagonizo en ella
Sin embargo me parece un film interesante que posiblemente podria haber ahondado un poco mas en los origenes de ese trauma que lleva al protagonista a ese escapismo tan brutal como autodestructivo al final del film
Gran reseña !

Lorenzo Ulloa dijo...

De acuerdo con tu comentario de "no logra avanzar en su narrativa, tanto como podría". A mí me quedaron faltando escenas, más líos, más lujuria. Solo buena, para mi gusto.

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe